Los productores de Judía Caparrona de Monzón ampliarán las hectáreas de cultivo para dar un mayor servicio

Los productores de Judía Caparrona de Monzón ampliarán las hectáreas de cultivo para dar un mayor servicio

Menos de un mes. Es el tiempo que tardó en agotarse toda la producción de Judía Caparrona de Monzón el año pasado. En ese tiempo se vendieron cerca de 270 kilos de esta legumbre en los dos establecimientos que se encargaron de la comercialización en la capital del Cinca Medio. Para poder producir más cantidad y suministrar durante más tiempo tanto a estas tiendas como a otras que estén interesadas así como a la hostelería montisonense, los productores de Judía Caparrona de Monzón van a ampliar el número de hectáreas dedicadas a ello.

 

Para la campaña de este año, que comenzará con la siembra en el mes de junio, se utilizarán los 20 kilos reservados de la producción de 2017, además, se ha reservado una parcela que se dedicará solo a la producción de semilla.

 

Javier de Pablo, presidente de la Asociación de Productores de Judía Caparrona de Monzón, explica que la intención para la campaña 2018-2019 es poder suministrar desde diciembre de 2018 hasta febrero de 2019. “No queremos usar productos químicos para prolongar su conservación, no queremos que los consumidores tomen judía tratada sino 100% natural”.

 

Tanto Javier de Pablo como el resto de miembros de la asociación quieren agradecer a la ciudad de Monzón la “impresionante” acogida que tuvieron las judías el año pasado. No esperaban una repercusión así y creen que es “motivo de orgullo” haber conseguido que los montisonenses sientan como propio algo que ha costado tanto recuperar. Desde la asociación muestran también su reconocimiento a las dos “comparsas caparroneras” que salieron disfrazadas de esta legumbre en Monzón el pasado carnaval, un detalle que les hizo “especial ilusión”.

 

La Asociación de Productores y Dinamizadores de la Judía Caparrona de Monzón nació en diciembre de 2015. Pero el trabajo de recuperación de esta variedad empezó en 2013 gracias a un convenio entre el Ceder Zona Oriental de Huesca y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA).

2018-03-28T10:28:45+00:00 2018/03/28|Noticias|

Escribir un comentario